La problemática educativa de la violencia hacia la mujer no sólo implica verla en sus consecuencias inmediatas, sino también en su origen. Una de las múltiples causas de la violencia hacia la mujer radica en la educación de hombres y mujeres (sin distinción de cultura, status social y económico) en un patrón de comportamiento sexista, discriminatorio y patriarcal que se reproduce y transmite en el seno de la familia a las nuevas generaciones.

PEDVAVIM en el ITT es parte de un proyecto de índole nacional y es posible tener estos resultados gracias al levantamiento de datos, efectuado en el periódo 2008-2009, en un cuestionario con uso de preguntas de opción múltiple, aplicado a el 48.3% de las alumnas del ITT correspondiendo a 458 alumnas en total.

Información Familiar
Al hacer el análisis de los datos con respecto a la información familiar, se encontró que el 67.5% de las alumnas viven con su papá y su mamá, tienen en su mayoría entre 1 y 2 hermanos o hermanas o no tienen hermanos ni hermanas, el 93.2% de ellas no han formado una familia propia ni tienen hijos o hijas, su lugar en la familia es de los primeros cuatro o son hijas únicas. Con respecto a la participación de la familia en los quehaceres de la casa, se encontró que en el 57.2% de los casos toda la familia participa en los quehaceres de la casa, posteriormente el 28.8% dice que su mamá se ocupa de los quehaceres del hogar, en el 10% de los casos lo atiende quien menos trabajo tenga y finalmente el 0.7% dice que papá realiza los quehaceres de la casa. En cuanto a la relación con los padres, el 48.3% respondieron que tienen mejor relación con su mamá, el 40.2% con ambos padres, el 7.9% con su papá y sólo 3.7% con ninguno de los dos. Es importante hacer notar que el 60.7% respondió tener mejor comunicación con su papá a pesar de haber respondido que tenían una mejor relación con su mamá.















Aspectos socioeconómicos
Con respecto a éste rubro el 80.13% de las alumnas respondieron tener casa propia, el 94% su casa es independiente, con todos los servicios básicos, la mayor parte de las viviendas se encuentran ubicadas en zona urbana, en el 63% de las respuestas refieren tener cable e internet en sus viviendas. En cuanto a la dependencia económica, el 75% de las alumnas dependen totalmente de su familia, sin embargo es importante mencionar que existen casos en donde las alumnas tienen solamente una parte del apoyo de su familia, ya que algunas de ellas respondieron que trabajan medio tiempo.
















Formación académica
Con respecto a la selección de su carrera el 50% de las alumnas respondió estar convencida al 100% de su elección, 14.6% externaron que tienen dudas de haber elegido la adecuada y el 19.8% de ellas dicen que les gusta su carrera y se están esforzando, en sólo tres casos comentaron que no les gusta mucho su carrera pero creen que existen fuentes de empleo. Las respuestas relativas al ambiente educativo indican que el 27.7% de las alumnas perciben respeto de la administración hacia los y las alumnas, sólo el 11.6% perciben respeto por parte de los maestros, el 35.2% percibe respeto por parte de sus compañeros a los maestros y maestras de la Institución.

Igualdad de derechos entre hombres y mujeres
Al analizar las respuestas relacionadas a la igualdad de derechos entre los hombres y las mujeres, se encontró que el 92% de las alumnas están conscientes de sus derechos y de su capacidad, sin embargo es sorprendente encontrar casos de algunas alumnas que justifican el maltrato por parte de los hombres tanto físico como emocional.

Aspectos del ámbito privado
Dentro de las respuestas que corresponden a los aspectos privados de las alumnas, se encontró que el 60% de las alumnas manifiestan no tener problemas de violencia, en el 40% restante se encontró que el impacto más fuerte de violencia en la familia con respecto a gritos, riñas, insultos es el papá el que sobresale, con respecto a empujones, golpes, humillaciones dicen que la mamá, en los mismos casos de violencia los hermanos también entran como agresores.

Aspectos personalidad y salud
De acuerdo a los resultados obtenidos, se encontró con respecto a su aspecto personal que 86% de las alumnas se considera confiable, el 54.8% refiere tener buenas ideas, el 49.7% le aterra hablar en público, en 39% de la muestra refiere que cree no le cae bien a la gente, y el 36.8 % dice no sentirse atractiva. Con respecto a la salud el 85% de las alumnas expresa tener buena salud, ya que cuidan su salud de manera preventiva y visitan al médico de manera regular, el 41% de la muestra no son sexualmente activas, por lo que no tienen problemas de contagio por contacto sexual, el 71.4% manifiesta que hace visitas regulares al ginecólogo. El 50% de las alumnas encuestadas manifiesta ingerir bebidas alcohólicas en fiestas y reuniones, en donde el consumo mayor según las respuestas de las alumnas se da con el alcohol y el tabaco.

Vida sexual
Los datos refieren que el 59% de la muestra analizada ha tenido relaciones sexuales, resultado que indica que poco más de la mitad de la muestra es activa sexualmente. La edad de la primera relación según los resultados es a los 16 años en el 25.7% de la muestra; y un 28.9% inició a los 18 años, es decir en plena adolescencia. Es importante hacer notar que la primera relación puede ser producto de la curiosidad, o inducida bajo algún efecto o bien con pleno consentimiento de parte de la joven. En este sentido la muestra refiere que el 60.7% dice haber tenido relaciones sexuales sin su consentimiento y el 39.3% con consentimiento. En la muestra se encuentra que el 66.1% ha tenido un compañero sexual, cifra predominante al encontrar que el 17.2% dice haber tenido dos parejas, el 9.7% tres parejas y un 1.5% cuatro parejas. Se infiere que predomina la monogamia. El 65.7% de la muestra no se ha embarazado y el 13.4% ha tenido sólo un embarazo.

Antecedentes de violencia en la familia
Las referencias de los datos con respecto a la violencia en la comunidad, la familia, la escuela y el trabajo (en los casos que mencionan tener trabajo), refieren el 80% de la muestra no ha recibido agresiones físicas, verbales o psicológicas, sin embargo en algunos de los rubros como el de: te han calificado de tonta, te han hecho menos, te hacen sentir mal, te han criticado, en los tres ámbitos, familiar, de la comunidad y escolar es considerable el porcentaje de las alumnas que respondieron que si, más cargado el porcentaje al rubro de algunas veces, como se puede observar en la tabla 1. Con respecto a haber recibido caricias indeseadas por parte de extraños, conocidos o familiares la mayoría de las respuestas fue casi nunca. En general se infiere que en el ámbito familiar es en donde las alumnas reciben más críticas destructivas y agresiones tanto verbales como físicas, en el ámbito escolar lo que se identifica con los datos de las respuestas es que se da más la presión tanto física como psicológica para las relaciones sexuales.

Relaciones de noviazgo pareja
Con respecto a cómo son o han sido las relaciones de pareja, se encontró que en la mayor parte de los casos ( 52.2%) la relación de noviazgo es formal y tienen convivencia con las familias, en un 16.2% tienen noviazgos cortos sin acercamiento a la familia y en un 14.4% tienen noviazgos cortos con convivencia con las familias. Con respecto a cómo es la relación actual de las alumnas con su novio o pareja mencionan en por lo menos uno de los casos de agresión identificados todos por las generalidad de las respuestas orientadas hacia algunas veces, haber sido agredidas con celos, imposiciones, chantajes, amenazas, identificados estos a través del control de sus llamadas, prohibición de amistades, decirles como se vistan, entre otras, como se muestra en la tabla 2.
Con respecto a la pregunta de qué han recibido en los casos de denuncia de agresiones, el 88% de la muestra respondió que no han necesitado ayuda, en el 5.2% de los casos que han recibido consejo e información y en 5% que no han tenido respuestas violentas a la denuncia. En cuanto a la opinión que tienen de que las mujeres y los hombres deben tener los mismos derechos en todos los ámbitos, deben tener la misma libertad, las mujeres se deben defender y denunciar a quien las agreda, decidir sobre su vida y su cuerpo y a vivir una vida sin violencia, las alumnas están conscientes de la importancia que tienen estas afirmaciones y coinciden en que así debe ser, ya que el 90% de las respuestas fue totalmente de acuerdo.


Conclusiones
En la primera etapa de este proyecto se realizó el análisis de los datos de la muestra objeto del estudio lo que permitió hacer las siguientes conclusiones: El entorno social en que viven las estudiantes encuestadas es saludable, de familia funcional con relaciones en su mayoría estable. Sin embargo en relación a los antecedentes de violencia, el 80% de las estudiantes encuestadas manifestaron haber vivido violencia verbal al seno familiar, en donde son los padres, hermanos y familiares quienes menosprecian y agreden con calificativos. Cabe mencionar que el 100% de las estudiantes encuestadas eligieron carrera por decisión propia lo que sugiere libertad en la toma de decisiones y conciencia de autonomía. También es importante mencionar que ellas están conscientes de la importancia que representa la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. También la mayoría de las estudiantes tiene conciencia de la importancia del respeto en las relaciones, sin embargo en el rubro de relación de noviazgo las estudiantes encuestadas manifiestan calificando como una "situación normal" que su novio o pareja imponga sus criterios y le permiten tomar decisiones por ellas. En lo concerniente a la vida sexual se tiene como conclusión que el 41% de la muestra en estudio ha tenido relaciones sexuales iniciando principalmente entre los 16 y 18 años, y el 60.7% refiere haber tenido relaciones sexuales sin su consentimiento dato que permite inferir algún grado de abuso, ya sea psicológico o físico. Otro dato importante es el que refiere que el 72.9% de la muestra encuestada no usa algún método anticonceptivo, lo que puede ser traducido a un embarazo no deseado llevándole a violentar su situación como estudiante y agregar carga a sus responsabilidades.

En términos generales se concluye que no existe argumentación suficiente para determinar que las alumnas del ITT, viven en cuadros de violencia, que alteren su calidad de vida, sin embargo se encontraron señales de lo que en la cultura mexicana se considera como “normal”; caso de la desvalorización y descalificación de la mujer en el hogar a través de calificativos o perspectivas de lo que debe ser la mujer mexicana. Los resultados no muestran señales de alarma, sin embargo no debe dejarse de lado la importancia de la educación a través de programas de prevención y atención de la violencia contra la mujer, para poder contar con ciudadanas más seguras, más conscientes de su papel en la sociedad, felices, con capacidad para tomar decisiones en su plan de vida y en búsqueda de una coexistencia con el género masculino en un marco de equidad.